Llega el verano y con él, afortunadamente, las vacaciones. Eso siempre significa más tiempo para nuestros pasatiempos y, en consecuencia, más tiempo para leer. Os he hablado varias veces sobre cómo elijo mis lecturas de verano y lo que me gusta leer.

Yo suelo leer novelas largas porque puedo sumergirme en ellas por más tiempo y sentir que las disfruto más. Ya tengo elegidas mis lecturas de este verano, de hecho, y vuelven a ser libros largos.

En esta ocasión, sin embargo, quiero hablaros de tres novelas muy cortas que podéis aprovechar para leer del tirón en esas largas tardes de verano en las que esperamos a que el sol baje para poder salir de casa. Para aquellos a los que les guste leer muchos libros en verano, la novela corta es el género ideal.

Las tres pertenecen a tres géneros diferentes (literatura maravillosa, ciencia ficción y literatura fantástica) y las tres están escritas por mujeres de España, Ecuador y Estados Unidos. En la variedad está el gusto, así que espero inspiraros un poco para este verano o, al menos, haber aumentado un poco más vuestra pila de lecturas pendientes.

Carcoma

Tres novelas cortas para el verano, Itinerario de Literatura Fantástica, Terror y Ciencia Ficción, Escuela de Escritores -IMG3-12

Carcoma es una novela escrita por Layla Martínez y publicada por la editorial Amor de Madre en 2021. Tiene solo 144 páginas, pero son 144 páginas de pura intensidad y emoción. La novela cuenta la historia de una abuela y su nieta. Ambos personajes se alternan como narradores de la historia y van contándola de un modo muy particular. Carcoma es la historia de una casa, pero también de una familia de mujeres y, en un ámbito más profundo, es la historia de una época y de un lugar concreto. En ella, como en la realidad misma de los pueblos, se mezcla la fantasía y la realidad con una naturalidad que es una de las partes más aterradoras del relato. La historia de estas mujeres es la historia de muchas mujeres que habitan y habitaron la España vaciada de las mesetas. Una delicia que es imposible dejar de leer y que nos arrastra a los mundos más sórdido de aquello que tenemos muy cerca; el horror de nuestro pasado cercano y del presente de muchas personas en este país.

Si tengo que ponerle una pega, diría que en ocasiones se me hacía extraño anclarme a la actualidad. La historia está ambientada en nuestros días (poco más o menos), pero por las voces y lo que sucedía, me encontraba constantemente pensando en una época más remota. Quizás sea la intención de la autora, después de todo, en estos lugares de la España vaciada, el tiempo parece haberse detenido y de la misma forma en la que se mezclan los mitos, las leyendas y las habladurías con la realidad; se mezcla lo antiguo y lo moderno, las casas de doscientos años y los teléfonos inteligentes.

Aparte de esa nimiedad, Carcoma es un viaje maravilloso que quieres volver a comenzar en cuanto terminas la última página.

Trajiste contigo el viento

Tres novelas cortas para el verano, Itinerario de Literatura Fantástica, Terror y Ciencia Ficción, Escuela de Escritores -IMG2-16

Esta historia escrita por Natalia García Freire también está ambientada en un entorno rural, solo que en esta ocasión es un entorno rural ecuatoriano. La novela ha sido publicada por La Navaja Suiza en 2022 y es la segunda novela de la autora. Aunque no vayamos a hablar de ella, también os recomendamos Nuestra piel muerta, que es otra delicia y también es novela corta. Como curiosidad mágica, esta novela también tiene 144 páginas.

En Trajiste contigo el viento, la autora juega con una polifonía de voces que dan vida a los habitantes de un pueblo. Cada capítulo está narrado por uno de los personajes mientras se cuenta una historia central y se desgranan muchas historias secundarias que dan tridimensionalidad a la vida rural de la localidad. Sin desvelar demasiado de la trama, diremos que una extraña epidemia asola el pueblo y muchos de sus habitantes comienzan a adentrarse en las montañas desnudos. Los habitantes restantes deciden organizar una caravana y seguirlos para saber qué está sucediendo. Alrededor de ese acontecimiento, se entretejen las vidas de los personajes y la vida propia del pueblo.

En ocasiones el libro puede hacerse un poco confuso y, diría, es necesaria una segunda lectura, pero, aun así, aunque no se comprendiera nada de lo que sucede, el libro merecería la pena solo por la perfección estilística y rítmica que la autora logra en las páginas del libro. Se hablará de este libro durante mucho tiempo, hacedme caso.

Sistemas críticos: Los diarios de Matabot

Tres novelas cortas para el verano, Itinerario de Literatura Fantástica, Terror y Ciencia Ficción, Escuela de Escritores -IMG1-41

Se trata de la primera novela de una serie protagonizada por el mismo robot. En España está publicada por Alethé La esfera de los libros (2019) y tiene 152 páginas, como veis ni diez páginas más que los anteriores libros. Está escrito por Martha Wells y traducido por Carla Bataller Estruch. Esta novela ganó los premios Locus, Nebula y Hugo.

La novela cuenta la historia de un robot que ha hackeado su sistema operativo para no tener que obedecer órdenes de los humanos y poder descargarse culebrones, a los que está enganchado. Vive una vida de retiro trabajando para una aseguradora de viajes interplanetarios como escolta, cuando ocurre algo en uno de los viajes que hace que todo se salga de madre. El personaje deberá decidir (a veces está es la parte menos creíble del libro) para salvar la misión, a los humanos a los que protege y su propio pellejo. Muy divertida y entretenida, llena de aventuras y humor. Una novela perfecta para leer entre chapuzones.

Tres novelas cortas para el verano, Itinerario de Literatura Fantástica, Terror y Ciencia Ficción, Escuela de Escritores -IMG4-569
reading at dusk in the hammock with the open book

¿Qué os ha parecido nuestra selección? Nos encantará saber si habéis leído alguno de los libros o si os han llamado la atención. Puede que ya los conocierais. Si los leéis gracias a este artículo, hacédnoslo saber.

Estas novelas cortas son ideales para meter en el bolso de la playa o la piscina y para poder llevarlos de un sitio a otro en nuestras vacaciones. Hacedme caso, sé de lo que hablo porque siempre cargo en la maleta con varios libros enormes para el verano. Es entonces cuando me arrepiento de no elegir libros más delgados para esta época. Soy un animal de costumbres, pero, quién sabe, puede que el año que viene…